jueves, 8 de agosto de 2013

LOS LAGARES de Sedella:CONSTRUCCIONES DE LOS NUEVOS POBLADORES


Los moriscos de Sedella, antes de su expulsión, cultivaban gran cantidad de terrenos con viñedos. Tenían tres tipos de viñas, las nuevas, las viejas y las perdidas. La producción de las mismas no se destinaba al vino. Parece ser que, iniciada la guerra santa contra los infieles, los musulmanes perdieron alguna de las batallas a consecuencia de haberse pasado las tropas en el consumo de bebidas alcohólicas, lo que motivó que Mahoma prohibiera su consumo. Por esta razón  los primeros lagares se construyen en Sedella, con la llegada de los nuevos repobladores cristianos en el año de 1572. 
antiguo lagar
Estas nuevas construcciones se edifican en los solares que se sitúan en las afueras de lo  qué fue el perímetro urbano de la villa árabe, con lo cual, los que conocimos en los años sesenta del siglo pasado la existencia y situación de los mismos, antes de ser destruidos, podemos deducir la extensión que la misma ocupaba en estas fechas. Sólo algunos de ellos, como excepción, ocuparon los bajos de algunas de las casas situada en el interior del casco urbano. Algunos de estos, recientemente   desaparecidos, eran verdaderos monumentos del pasado que no supimos en su día valorar, ni conservar y pasaron por ello a mejor vida. Otros se encuentran durmientes en los bajos de algunas de las casas esperando se les haga justicia. Pero no todo se perdió en el tiempo: Uno de ellos luce orgulloso su antigüedad en el Museo de Artes Populares de la ciudad de Málaga.
En Sedella, los cristianos, nuevos pobladores, construyeron muchos lagares. Podrían haber sido tal vez una docena. Yo recuerdo ocho  o diez de los que sólo quedan unos pocos. que el parecer se encuentran en buen estado.
 En el primer día de la trilla los políticos que nos visitaron repitieron uno tras otro la expresión: "tenemos que poner en valor aquellas tradiciones que nos singularizan" "tenemos que poner en valor nuestras tradiciones gastronómicas, culinarias" etc. Son frases pedagógicas, que quedan muy bien, se ponen de moda, se repiten durante cierto tiempo y finalmente son sustituidas por otra de nuevo cuño...A nuestro amigo y vecino Adrew Hood y a su “wife” Andy, nadie tuvo que decirles "que pusiese en valor" su monumental lagar que actualmente es la casa en la que ellos habitan. Se encuentra situado en el Arroyo...Gracias Sr. Hood  y Srª Andy por enseñarnos a "poner en valor" nuestros pequeños tesoros, joyas de nuestro pasado. Aún nos queda otros por restaurar y conservar y de la misma forma, esperamos que se luzcan en un futuro no muy lejano.